Forgot Password

In comedor Santo Domingo

‘ARTE Solidario’, una exposición a favor del Comedor Santo Domingo en Ítaca Torremolinos

La exposición colectiva ‘Arte Solidario’ de fotografía, pintura y escultura con más de 20 obras de grandes artistas malagueños podrá visitarse en la Tetería-Librería Ítaca Torremolinos a partir del 4 de julio a las 20 horas hasta el 16 de julio, todos los fondos recaudados irán destinados a financiar la labor social que el Comedor Santo Domingo realiza cada día.

Las obras de arte, donadas al comedor en su totalidad por los artistas, se pueden ver en la página de Facebook Málaga Solidaria, también allí se puede pujar por alguna de ellas, además se podrán enviar ofertas por las obras de arte expuestas al correo electrónico: malagasolidaria17@gmail.com. Los donativos ofrecidos por las obras se irán actualizando en el evento de Facebook, para que las personas interesadas puedan estar al tanto de las ofertas recibidas.

Las obras son originales y han sido recopiladas poco a poco gracias a la generosidad de numerosos artistas que se han sumado a la causa y que hacen posible que sus maravillosas piezas de arte salgan a subasta a unos precios muy por debajo de su coste habitual. Así, colaboran artistas como: Rafael G. Alvarado, Carlos Capella, Paco Aguilar, José Ganfornina, Sebastián Navas, Chema Lumbreras, Virtudes Molina, José Luis Puche, Gabriel López, Luis R. Padrón y Griselda Giachero, Ángel Idígoras, María Fernández, en pintura. En fotografía figuran las obras de Juan Miguel Alba, Laura Fernández, Miguel Morenatti, Martín de Arriba y Manuel Viola, mientras que José Pereiro representa el arte escultórico.

La Exposición ‘Arte Solidario’ pretende así dar la oportunidad de colaborar con la labor social del Comedor Santo Domingo a través del arte y la cultura. El Comedor Santo Domingo trabaja favoreciendo la inclusión social y acompañando a personas que se encuentran en una situación difícil a lo largo de su proceso.

In comedor Santo Domingo

“Trabajamos con la persona a través de la motivación, acompañamiento y apoyo y la hacemos partícipe en la búsqueda de una posible solución”

Hablamos con Pilar López, una de las trabajadoras sociales que ejercen su labor en el Comedor Santo Domingo y que hoy nos explica en qué consiste su trabajo.

– ¿Cómo es el protocolo cuando una persona solicita ayuda en el comedor?

– Las personas pueden llegar al comedor a través de dos vías: por cuenta ajena, o derivadas de otras instituciones. Una vez que llegan al comedor se les da una cita con las trabajadoras sociales y éstas valoran sus necesidades.

– ¿Cuáles son los casos más frecuentes que os encontráis?

– Familias sin recursos económicos, enfermos mentales que viven en la calle, personas con algún tipo de adicción, familias que no tienen trabajo y con una edad avanzada para acceder al mundo laboral; pero sobretodo personas que sienten que no son capaces de llevar las riendas de su vida. Se sienten excluidos.

– ¿En qué consiste el trabajo de reinserción que se realiza en este área del comedor?

– Trabajamos con la persona a través de la motivación, acompañamiento y apoyo y la hacemos partícipe en la búsqueda de una posible solución. 

– Algunas de las personas necesitan de ayuda psicológica, ¿cómo detectáis estas necesidades?

– Hay personas que lo demandan directamente, pero a otras las ayudamos a que descubran sus conflictos personales, de ahí la necesidad de apoyo y ayuda psicológica.

– ¿Cómo es trabajar con personas que en la mayoría de los casos han perdido tanto?

– De aprendizaje constante, gratificante y al mismo tiempo muy complejo de abordar. 

– ¿Cuál es la mayor satisfacción de realizar este trabajo?

– Que la persona sienta que es capaz de salir de su situación. A todos los acogidos se les da otra oportunidad.

– ¿Se encuentra apoyo en las instituciones y la sociedad malagueña?

– Son muchas las instituciones que trabajamos con personas sin hogar y gracias a la coordinación constante podemos llevar a cabo una intervención lo más adecuada posible. También encontramos apoyo en la sociedad, en muchas ocasiones hay personas que acuden al comedor de forma desinteresada para colaborar de alguna manera.

– ¿Cómo animarías a las personas a colaborar con el trabajo que se realiza en el comedor social?

– Les diría que el comedor necesita de personas que apoyen y participen en este proyecto para que el acogido pueda recibir una nueva oportunidad.

In Blog, comedor Santo Domingo

El Comedor Santo Domingo realiza talleres alternativos para fomentar la integración

Uno de los propósitos del Comedor es proporcionar herramientas a las personas que se encuentran en una situación difícil, acompañándolos a descubrir una posible salida y mejora de sus circunstancias. Por este motivo, se pusieron en marcha diferentes talleres para cubrir algunas de las necesidades detectadas como clases de español, informática, cocina e inglés, con el fin de facilitar la incorporación al mundo laboral.

Las clases de español para extranjeros permiten a las personas que no conocen el idioma facilitarles su integración social y la búsqueda de empleo. Estas clases se imparten los lunes y miércoles durante todo el año, gracias a la incorporación de nuevos voluntarios que hacen posible el mantenimiento de esta actividad.

La metodología de estas clases es distendida y los alumnos se dividen en distintos niveles. En 2016, se beneficiaron un total de 38 alumnos de 9 países.

Inglés, informática y cocina
Este último año se han incorporado nuevos voluntarios que imparten clases de inglés y alfabetización informática en los locales del comedor. Los asistentes son derivados por las trabajadoras sociales y el área de orientación laboral, y se muestran muy satisfechos y motivados con el aprendizaje.

Durante el último trimestre de 2016 se realizaron 10 talleres de informática en los cuales participaron 20 personas.

Además, una o dos veces al año se realiza un curso de cocina española impartido por la cocinera del comedor. Y, para completar esta oferta, el comedor facilita la obtención del certificado de manipulador de alimentos con un curso anual a cargo de un voluntario. Se trata de una acreditación imprescindible para las personas interesadas en trabajar en el mundo de la restauración y en otras áreas en las que se manipulen alimentos.

In Sin categoría

“Me da mucha satisfacción trabajar en un lugar donde se hace posible que personas que atraviesan momentos complicados puedan comer y cubrir otras necesidades”

Nos adentramos en los fogones del Comedor Santo Domingo para conocer a quién los enciende cada día, Maria Luisa Jiménez Bandera es la cocinera al frente, a quien la acompaña un equipo formado por profesionales, voluntarios y voluntarias que hacen posible que más de un centenar de comensales reciban una alimentación saludable diariamente.

– ¿Desde cuándo trabajas en el Comedor Santo Domingo?
– Comencé a trabajar en esta casa hace ahora unos 9 años, un 14 de febrero, recuerdo bien la fecha exacta porque fue el día de los enamorados, y no se me olvida.

– ¿Nos puedes explicar cómo es el día a día al frente de la cocina?
– El trabajo comienza a las 8:15 y en la cocina no se para en toda la mañana para tenerlo todo a punto para el desayuno, el almuerzo, las cenas para los niños, las bolsas para los adultos, plantear el día siguiente…

– ¿Cómo se elige el menú diario?
– El menú lo elaboramos de forma conjunta entre Mª Angeles, la directora del centro, y la cocina. Según la temporada vamos cambiando el menú, en invierno hacemos más platos de cuchara y con la llegada del buen tiempo preparamos más ensaladas y platos fríos.

– ¿Para cuántas personas se cocina cada día?
– El número de personas depende de la fecha y del mes, actualmente cocinamos para una media de 150 comensales, pero hay temporadas en las que hemos llegado a cocinar menús para más de 200 personas al día.

-¿Cuál es la mayor satisfacción que supone para ti realizar este trabajo en la cocina?
– En primer lugar, me siento afortunada por poder contar con un empleo y, además, me da mucha satisfacción trabajar en un lugar donde hay personas profesionales, voluntarios, donantes y colaboradores que hacen posible que otras personas puedan comer y cubrir otras necesidades.


-Hablas del papel del voluntariado en el Comedor, ¿cómo de importante es esta labor para la actividad de cada día?
– Por el comedor pasan muchos voluntarios y voluntarias que nos ayudan a sacar el trabajo adelante con su apoyo y dedicación. Sin ellos, no sería posible, así de importante es.

-¿Cómo es el trabajo de coordinar una cocina de estas características, en las que trabajan muchas personas y se ofrecen tantos platos?
– Los comienzos fueron un poco más complicados para mí, porque no estaba acostumbrada a coordinar un equipo formado por tantas personas, ni había tenido a voluntarios o voluntarias a mi cargo antes; pero ahora mismo estoy muy contenta. Las personas que vienen a colaborar son solidarias, hay buen ambiente.

-¿Cómo animarías a otras personas a colaborar con el comedor?
– Les diría que vinieran a conocer el comedor y la labor que aquí se desempeña, para que supieran cómo es el trabajo aquí y cómo nos coordinamos. Son muchos los ciudadanos que no saben cómo funciona este comedor social y se quedan asombrados cuando atraviesan sus puertas. Los voluntarios y las voluntarias que colaboran habitualmente con nosotros, regresan a sus casas sintiéndose útiles y realizados, sabiendo que hacen un bien.