Forgot Password

In Blog, comedor Santo Domingo

Hay hambre que no sacian pucheros.

Texto: Presina Pereiro l Fotos: Laura Fernández Pereiro

La escritora e historiadora Presina Pereiro es autora de numerosos libros. Su última obra publicada el pasado año tiene por título “Crónicas del mal amor”. Buena amiga de este comedor, tanto ella como su hija Laura. Nos ha querido dedicar este precioso texto.

Read More

In Blog, comedor Santo Domingo

Fotografía: Rafael Fernández Pacheco.

Estos días hemos tenido la suerte de poder coincidir con Joaquín Núñez, uno de los actores más queridos y admirados en esta ciudad. Joaquín colaboró el pasado sábado, 27 de octubre, en nuestro Festival Solidario. Aún recordamos su divertida intervención junto a Domi del Postigo, otro gran amigo de este comedor. Y  aprovechamos la ocasión para hacer a Joaquín esta pequeña entrevista, y poder saber un poco más sobre él. Read More

In Blog, comedor Santo Domingo

Un año más el Comedor Santo Domingo organiza el Festival Solidario a beneficio de su labor social. Una ocasión muy especial que nos ofrece la oportunidad de reunirnos y celebrar con poesía y flamenco la labor de más de 30 años que venimos realizando en esta ciudad. Por ese motivo, nos gustaría invitaros a asistir a una cita tan especial para todos nosotros.

Tendrá lugar este próximo sábado, 27 de octubre, en el Teatro de la Escuela Superior de Arte Dramático (ESAD) en Teatinos. Muy cerca de la Plaza Pintor Sandro Botticelli (Fuente de Colores) y de la parada de metro Ciudad de la Justicia.
Para nosotros sería una enorme alegría poder reunirnos todos los amigos, socios, voluntarios,… y contar con vuestro apoyo y asistencia. 
Una vez más disfrutaremos de una gran noche de Flamenco, Poesía, y Solidaridad. Por solo 10€ colaboras con la labor social del Comedor St Domingo y disfrutarás de una noche inolvidable.
ARTISTAS. Hasta el momento nos han confirmado ya su participación:
Al baile: Fuensanta La Moneta y David Martín.
Al cante: Virginia Gámez y Amparo Heredia Reyes.
Al toque: Andrés Cansino
Poesía: Juan José Téllez.
Presenta: Domi del Postigo. Colabora: Joaquín Núñez -actor-

Si puedes ayúdanos a darle difusión, os estaríamos muy agradecidos.

Apúntate al evento y así estarás informado de todas las novedades. ¡Nos vemos el 27 de octubre!
https://www.facebook.com/events/289602731828745/


Asociación Benéfica “Patronato Santo Domingo”
De primero… otra oportunidad
In comedor Santo Domingo

“El protagonista en el Comedor es la persona que cruza la puerta, es para ella para la que trabajamos”

Juan García González trabaja como administrativo en el Comedor Santo Domingo desde  el año 2009, entró para cubrir un mes de vacaciones y finalmente pasó a formar parte de la familia. Hoy nos cuenta su experiencia y nos explica cómo funciona el comedor desde dentro.

– ¿Qué labor desempeñas en el comedor?

– Mi trabajo es de administrativo, papeles, impresos, certificados, atender al teléfono… pero si hay que echar una mano en otras cosas siempre hay que estar disponible. Las tareas del Comedor son de todos.

– Desde que comenzaste a trabajar, ¿qué evolución has visto o cuáles han sido los principales cambios?

– Cuando yo entré a formar parte del Comedor se proporcionaban casi la mitad de servicios de los que ahora mismo se sirven, atendíamos a un número mucho menor de familias. En este tiempo el perfil de las personas que atendemos ha variado de una población más voluble a familias muy golpeadas por la crisis, sin redes familiares que las apoyen y ayuden. También ha aumentado el número de personas que sufren algún tipo de enfermedad mental y para los que no existen recursos adecuados.

– ¿Cuáles señalarías como las principales necesidades del comedor?

– Una labor como la que llevamos a cabo en el Comedor tiene una necesidad innegable de recursos económicos. Nuestro sostén principal son los socios colaboradores, necesitaríamos aumentar el número. Recibimos la aportación de las Administraciones Públicas (Ayuntamiento y Junta de Andalucía) y donativos particulares. También se necesitan muchas personas voluntarias para sacar cada día el trabajo adelante.

– ¿A qué retos consideras que se enfrenta el comedor en estos momentos?

– El principal reto al que se enfrenta cada día el Comedor es a poder abrir la puerta y ofrecer “De primero… Otra oportunidad” con todo lo que eso implica. No sólo por el tema económico. Para poder desempeñar nuestro trabajo de la forma que lo entendemos, necesitamos de ese “ejército” de voluntarios que nos acompañan y nos alientan cada día.

– ¿Cómo pedirías a la población que se implicara más? ¿Y las administraciones públicas?

– Tenemos que cambiar el prisma desde el que miramos a las personas en exclusión social. Si conseguimos ver a la persona, sus circunstancias, sus condicionantes, su historia personal… entonces vamos a entender que esa persona tiene el potencial para tomar las riendas de su vida. Si nos quedamos en la beneficencia, en el yo te soluciono la papeleta porque tú no sabes, no puedes o no eres capaz; esa persona no se va a levantar porque la estamos cronificando, la estamos haciendo dependiente. Pero si las apoyamos, las acompañamos para recuperar su dignidad, para volver a creer en sus capacidades; estas personas se volverán a poner en pie y volverán a ser dueñas de sus vidas.

Si como población entendemos esto, la implicación de las Administraciones en este sentido vendrá como consecuencia.

– ¿Cuál es la filosofía de trabajo de comedor? ¿Cómo es el equipo de trabajo?

– La filosofía del Comedor es que el protagonista es la persona que cruza la puerta, es para ella para la que trabajamos. Somos un equipo multidisciplinar (trabajadoras sociales, cocinera, ayudantes de cocina y comedor, psicóloga, administrativo, orientadora laboral…), porque si no es así no podemos acompañar a la persona como lo entendemos en el Comedor. Una de los aspectos fundamentales de nuestra forma de trabajar es que lo hacemos de forma coordinada.

– ¿Cómo es para ti trabajar en este proyecto social?

– Para mí ha sido un regalo. Te cambia la vida porque te cambia la forma en la que miras a las personas, cambias la posición del foco. Cambia la forma de ver el mundo, a las personas y a la sociedad. Es una experiencia increíble poder ser partícipe de un proyecto donde lo importante no son los resultados expresados en números sino que el centro del trabajo son las personas y sus vidas, donde el objetivo es poder ofrecer cada día “De primero… otra oportunidad”.

 

In comedor Santo Domingo

“El acompañamiento es un trabajo de relación personal continuada, duradera, de comprender a las personas “

Hoy hablamos con una de las trabajadoras sociales del Comedor Santo Domingo, Teresa Peralta, que lleva ejerciendo su labor para esta entidad desde hace 15 años.

– ¿Cuál es la filosofía de trabajo del Comedor Santo Domingo?
– No es un lugar donde simplemente se da alimentación a personas que lo demandan, sino que aprovechando esta necesidad se las acompaña hacia la mejora de su situación, siempre teniendo en cuenta que el protagonista de la historia es la persona. Esto se lleva a cabo creyendo en su potencial, en la capacidad de esfuerzo, en que pueden modificar conductas que les perjudican, siempre respetando el tiempo que necesita cada una para cambiar. Somos un grupo de profesionales los que luchamos para que esto se haga realidad, trabajadoras sociales, psicóloga y orientadora laboral.

– ¿Cómo determináis las necesidades de una persona cuando pide ayuda?
– Las necesidades se van detectando a través de las entrevistas de seguimiento que van teniendo con las trabajadoras sociales. Depende de cual sea, ayudamos desde el comedor o derivamos a otra institución donde pueden ofrecérsela.

– ¿Cómo es el proceso de acompañamiento de principio a fin?
– Este proceso empieza desde la primera entrevista que tenemos con el acogido. El acompañamiento es un trabajo de relación personal continuada, duradera, de comprender a las personas para contribuir a que ellas mismas entiendan y empiecen a dominar su situación y las claves de sus dificultades; de apoyo para activar y movilizar recursos, capacidades, potencialidades de las personas y de su entorno.

Para llevar a cabo un buen acompañamiento es necesario una serie de capacidades y aptitudes como: capacidad de análisis tanto de la situación actual personal y familiar como la laboral, apoyos sociales, relaciones familiares, capacidad de relaciones interpersonales, relación de confianza, comprensión y respeto, empatía, claridad y transparencia, creatividad y flexibilidad. El acompañamiento parte de la responsabilidad de la persona en intentar organizar su propia estrategia, de utilizar los recursos a su alcance de forma eficaz. Acompañar es avanzar al lado de, es compartir un proyecto común.

– ¿Qué tipo de ayudas se ofrece a las personas que asisten al comedor?
– Si consideramos ayuda a los servicios que presta el comedor, estos son: alimentación, intervención social, apoyo psicológico, orientación laboral y clases de español. Todos encaminados hacia una mejor calidad de vida de la persona. Si consideramos ayuda como una necesidad puntual que demandan, estas pueden ser muy diversas: pago de alquiler, pago de luz y agua, transporte para cursos, productos de higiene y limpieza, material escolar, pago de DNI… o cualquier otra. Esta ayuda se presta después de una valoración por parte de las trabajadoras sociales, teniendo en cuenta si la persona está poniendo de su parte para cambiar su forma de vida.

– ¿Cuáles suelen ser las principales dificultades a las que hacen frente?
– Falta de recursos específicos para determinados colectivos con los que trabajamos, encontrar salida para personas inmigrantes sin documentación, formas diferentes de intervenir desde otras instituciones.

– ¿Cómo consideras que se podría implicar al resto de la sociedad?
– Dando a conocer la realidad de los colectivos con los que trabajamos a toda la sociedad, y especialmente en los colegios, para que tomen conciencia de ella. A través de los medios de comunicación necesarios, televisión, charlas, jornadas, radio, redes sociales…

– ¿Cómo es para ti trabajar en el comedor cada día y con este equipo de trabajo?
– Para mí este trabajo se convierte en un aprendizaje día a día, sobretodo de la persona que tenemos delante. Nos enseñan en muchas ocasiones valores que no tenemos en cuenta. Es muy satisfactorio y motivador cuando ves que la persona va dando pasos a su ritmo para cambiar y mejorar. Este trabajo me ha ayudado en muchos temas importantes para poder ayudar al otro, como trabajar mi desarrollo personal, cuestionar mi intervención, entender desde dónde actúa la persona… y otras muchas más. Con el equipo de trabajo me siento agusto, ya que es muy fácil trabajar con ellos, y quisiera destacar, especialmente las reuniones diarias que mantenemos para compartir los casos, son muy enriquecedoras a nivel personal.

In comedor Santo Domingo

Trabajamos por la integración social de personas en riesgo de exclusión

Muchas personas acuden al comedor en busca de ayuda porque se encuentran en una situación de exclusión social. En el Comedor, después de muchos años de experiencia, el programa de intervención se ha ido adaptando a medida que la sociedad ha ido cambiando. Se trata de un modelo de acompañamiento personalizado, en el que se respeta en todo momento los ritmos de vida de cada persona, trayectorias, decisiones… haciéndoles ver el potencial que cada uno posee.

“Nuestra prioridad es que las personas que vienen al comedor para solicitar comida, encuentren a un equipo de profesionales que le ofrezcan la posibilidad de acompañarle, motivarle y apoyarle en la posible solución del problema que le trae hasta aquí”, explica la directora del centro Mª Ángeles Martín.

En este programa se atienden a personas españolas e inmigrantes, sin hogar o sin techo carentes de habilidades personales, sociales, económicas y con diferentes problemáticas… Esta forma de trabajar ha demostrado que, con la implicación de la persona, se puede conseguir cambiar la situación inicial.

“La primera persona que debe darse la oportunidad es uno mismo, por eso es tan importante pedir ayuda cuando sentimos que solos no podemos. Es impresionante cuando una persona busca ayuda, hace un tratamiento y es capaz de reconducir su vida”, explica la psicóloga del centro, Gloria Ordoñez.

Estas personas en riesgo de exclusión social llegan al comedor de forma directa o derivados de Puerta Única, ya que creemos que la coordinación es indispensable para trabajar con este colectivo.

Durante cada proceso individual se mantiene una coordinación entre todos los equipos y profesionales que integran el comedor: trabajadoras sociales, psicóloga, orientadora laboral. En definitiva, este equipo ofrece la oportunidad al atendido de cambiar su situación y forma de vida.

In comedor Santo Domingo

Te animamos a involucrarte con tu empresa para construir una sociedad más justa

En el Comedor Santo Domingo estamos convencidos de que la unión hace la fuerza y confiamos en la implicación de las empresas para construir una sociedad más justa. Son muchas las organizaciones y empresas locales que colaboran con nuestra actividad en la ciudad de Málaga con alimentos, cuotas de socios, enviando voluntarios/as o bien realizando donativos económicos para apoyar nuestra labor.

Si tu entidad, ya sea una PYME o multinacional, también cree que todas las personas debemos tener nuevas oportunidades, en el comedor te ofrecemos la posibilidad de establecer una relación beneficiosa para construir juntos un mundo mejor. Se trata de cultivar, para que gracias a las buenas relaciones que sembremos se generen nuevas oportunidades y logremos de forma conjunta acabar con la exclusión social de determinados colectivos.

Vivimos en una sociedad informada y con conciencia social, en la que la empresa, como agente del cambio social, debe mostrar un compromiso con su entorno, identificando al mismo tiempo la marca con nuestros valores y principios. Además, colaborando como empresa se pueden obtener beneficios fiscales del 35% en la cuota del Impuesto de Sociedades.

Si tienes una empresa y deseas unirte a nuestra labor para lograr un cambio social no dudes en ponerte en contacto con nosotros en el correo electrónico: comedor@comedorsantodomingo.org.

In comedor Santo Domingo

Un grupo de jóvenes visita el Comedor dentro de las actividades enmarcadas en ‘Convive Málaga’

Esta semana hemos recibido la visita de un grupo formado por cinco jóvenes, que participan en la iniciativa ‘Convive Málaga’, unas jornadas de convivencia y formación de jóvenes como Agentes de Ciudadanía con el objetivo de que tomen conciencia tanto de su entorno social como de las instituciones, a través de sesiones de formación, visitas institucionales, encuentros con personajes públicos y espacios de intercambio juvenil.

Los jóvenes han podido ver de primera mano la labor que se realiza en el comedor cada día, se les ha explicado su funcionamiento y modo de trabajo y han recibido una charla sobre búsqueda de empleo. Tras la visita a las instalaciones, el grupo ha almorzado junto al resto de comensales y ha colaborado con algunas de las tareas.

Esta actividad está enmarcada en el programa ‘Convive Málaga’ de la Escuela de Ciudadanía y Convivencia, un espacio participativo de formación, investigación y encuentro de ciudadanos/as, entidades y asociaciones de la ciudad, que pretende mejorar y dinamizar la ciudadanía activa, las entidades sociales, el voluntariado y la convivencia multicultural en la ciudad.

La Escuela de Ciudadanía y Convivencia está gestionada por un “Grupo Motor” compuesto por entidades sociales, con la cooperación del Área de Participación Ciudadana, Inmigración y Cooperación para el Desarrollo.

 

 

In comedor Santo Domingo

“La primera persona que debe darse una oportunidad es uno mismo y pedir ayuda es fundamental”

Gloria Ordoñez Pozo comenzó a trabajar en el área de Psicología del Comedor Santo Domingo hace 6 años, desde entonces forma parte de un equipo multidisciplinar que interviene acompañando y orientando a las personas que solicitan ayuda para servir, de primero, otra oportunidad.

– ¿Cómo se determina la necesidad de apoyo psicológico de una persona?

– Son mis compañeras, las trabajadoras sociales, las que a lo largo de las entrevistas con las personas que acuden al comedor, detectan y derivan a los usuarios que lo necesitan.

– ¿Cuáles son las características esenciales que presenta un colectivo tan heterogéneo como es el de personas en riesgo de exclusión social?

– Las personas que acuden solicitando ayuda están en situación de privación económica y laboral (desempleados, edades críticas, ingresos insuficientes…), tienen algún deterioro de la salud tanto física como mental, padecen alguna discapacidad, no tienen hogar, carecen de apoyos familiares, tienen alguna adicción, etc.

– Según tu experiencia, ¿cuáles serían las principales necesidades que cubrir?

– Depende de las personas, pero detectamos una necesidad importante de ser escuchados, de que se les preste atención y se les aliente a cambiar. Además, suelen necesitar asesoramiento para ello y tienen mucha necesidad de sentirse útiles, capaces y valiosos para la sociedad.

– ¿En qué estado de salud mental suelen llegar las personas que solicitan ayuda?

– Las personas llegan mal, con baja confianza en sí mismos, sentimientos de culpa e inutilidad, dificultad para organizar su tiempo, pensamientos pesimistas, desesperanza y pérdida de su propia dignidad como persona. Se sienten tristes, ansiosos.

– ¿Cuáles son las principales dificultades para la recuperación?

– En estas situaciones, muchas veces no se encuentra la motivación para seguir luchando. En otras ocasiones, a las personas les cuesta tomar conciencia de alguna problemática que este influyendo en su situación y buscar el recurso adecuado, bien porque los recursos no están o bien porque son lentos.

– El lema del comedor es ‘de primer plato: otra oportunidad’, ¿quién debe dar esta oportunidad?

– Pues creo que la oportunidad la tenemos que dar todos y cada uno de nosotros, hay que confiar en que las personas podemos cambiar y podemos superar obstáculos. Pero la primera persona que debe dársela es uno mismo, por eso es tan importante pedir ayuda cuando sentimos que solos no podemos.

– ¿Cómo son los procesos de recuperación?

– Los procesos de recuperación, al ser la población tan heterogénea, son diferentes; pero, por ejemplo, con una persona con problemas de adicción se trabaja para que se dé cuenta de que algunos de sus problemas son  consecuencia de ese consumo y que puede cambiar si  lo resuelve. Es impresionante cuando una persona busca ayuda, hace un tratamiento y es capaz de reconducir su vida.

– ¿Qué se podría hacer desde una perspectiva preventiva?

– La prevención siempre es importante desde todos los ámbitos: la educación, la familia, la política… pero a la vez hay que darle importancia a las actuaciones que deben ponerse en marcha en situaciones de emergencia social.

– ¿Crees que sería de ayuda que personas que ya han pasado por lo mismo contaran su experiencia?

– Desde luego que sí, el ver que otras personas han podido superar una situación como la tuya te hace plantearte: si esa persona puede, yo también.

– ¿Qué le dirías a alguien que se ve en una situación tan complicada y que aún no ha pedido ayuda?

– Que no se rinda, que no pasa nada por pedir ayuda; todo lo contrario, que pedirla le puede dar el impulso de cambiar, de tener otra oportunidad. No estamos solos, siempre hay alguien para tendernos una mano, pero hay que buscarla. A veces la mejor ayuda es darnos cuenta de que solos no podemos.

– ¿Cómo puede implicarse la sociedad?

– Viendo más que mirando, y aprendiendo a ponerse en el lugar de los demás, ayudando de una forma solidaria más que juzgando. No olvidemos que cualquiera de nosotros o de los que más queremos podría estar en la misma situación en un momento determinado.

In comedor Santo Domingo

Una multitudinaria y divertida Experiencia Deportiva Solidaria recauda alimentos para el comedor

El grupo de Voluntarios de “la Caixa” y VivaGym ha organizado esta mañana una Experiencia Deportiva Solidaria bajo el lema “Deja alimentos, deja huella”, en la explanada de El Corte Inglés, para recaudar alimentos no perecederos para el comedor, que ha contado con una magnífica acogida y participación ciudadana.

La jornada solidaria ha transcurrido de una forma distendida y ha contado con la participación de numerosos asistentes que se han unido a las clases gratuitas de Body Combat, Ciclyng, Zumba y Body Attack que han ofrecido los monitores de VivaGym o se han acercado a dejar algunos alimentos.

La directora del Comedor Santo Domingo, Ángeles Martín, también ha estado presente para recibir los donativos y dar las gracias a voluntarios y voluntarias de “la Caixa” y representantes de VivaGym por organizar esta actividad, que fomenta la solidaridad ciudadana, con tanta pasión y entusiasmo.

¡Gracias a todos por vuestra generosidad, todas las donaciones que hemos recibido y ejercitar los corazones por una buena causa!