Forgot Password

In Sin categoría

“En el Comedor encontré unas personas que me ayudaron muchísimo, de ellas recibí el cariño y el apoyo para salir adelante”

Hablamos con Najat Radi, una mujer de 53 años que conoció nuestro comedor en el mes de octubre de 2015  cuando atravesaba una situación difícil, sin ingresos, sola y con un hijo de 9 años. Hoy nos cuenta cómo ha sido y es su experiencia de vida y cómo la ayudó pedir ayuda para salir adelante.

– ¿Qué situación te llevó a pedir ayuda?

– Fue muy duro para mí porque veía las necesidades de mi hijo y no podía hacer nada. Sentí que me faltaba aire todo me daba vueltas y solo sabía llorar, fueron momentos terribles y estaba muy asustada.

– ¿Cómo fue la atención que recibiste desde el primer momento?

– En el Comedor encontré unas personas que me ayudaron muchísimo, que hablaban conmigo y me animaban a hacer frente a la situación, siempre encontraba apoyo en ellas y sus recomendaciones fueron muy buenas para mi. De ellas recibí el cariño y el apoyo para salir adelante.

– ¿En qué áreas de tu vida estás trabajando para salir de la situación en la que te encuentras?

– Ahora estoy trabajando como camarera de pisos en un hotel y eso lo conseguí, también,  con la ayuda del equipo de profesionales del comedor Santo Domingo. A través de la fundación Don Bosco empecé un curso de prácticas en un hotel y luego me hicieron un contrato de media jornada, durante todo este tiempo siempre he sentido el apoyo y la ayuda del Comedor.

A pesar de mi trabajo, el Comedor Santo Domingo sigue ayudándome en algunas ocasiones, con la comida, cuando  no me llegan mis ingresos para cubrir todos los gastos del mes.

– ¿Qué cambios se han producido en tu vida?

– Los cambios que se han producido en mi vida, se deben a lo que ellas me enseñaron que tengo que luchar sin tener miedo a la vida.

– ¿Cómo te resulta este proceso?

– Este proceso me resultó difícil y para mí la ayuda de María Ángeles  fue muy importante, porque yo necesitaba mucho ánimo y cariño y ella me los dio.

– ¿Cómo animarías a otra persona que está en tu situación a pedir ayuda?

– Animo a otra persona que este en mi situación y le digo que los problemas no se solucionan llorando o sin salir a la calle, que hay que luchar sin miedo  y pedir ayuda, a mí me ayudaron en el comedor Santo Domingo y verá que si pone de su parte, poco a poco va a salir adelante.

In Sin categoría

“Nuestro apoyo, en la medida de lo que se pueda, suma y esa suma es vital para que el comedor prosiga su trabajo”

Nuestros socios son, todos, personas muy especiales. Entre ellos, tenemos la gran suerte de contar con Guillermo Busutil, periodista y escritor, especialmente querido y admirado por todos, no hablamos del comedor, hablamos de nuestra ciudad. Posee entre sus muchos premios, por citar algunos el Premio Ateneo de Málaga y el Premio Andalucía de la Crítica 2012. Hoy hablamos con él y compartimos con vosotros sus palabras.

– ¿Cómo conociste el Comedor de Santo Domingo?

– Había oído hablar de la labor que llevaba a cabo, y uno de sus miembros, Manuel, hermano de la directora, me invitó a qué me acercase un día. Pensé que, además de conocer de manera directa su trabajo como persona y como periodista, podría echarles una mano escribiendo acerca de la labor que desarrollaban.

– ¿Qué te pareció su labor?

– Encomiable. Un acto de solidaridad, pero también de humanidad afectiva y contagiosa. Desde el corazón y empuje que ponen en todo, María Ángeles su directora, los profesionales de diferentes disciplinas, hasta el último de los voluntarios. Me gustó su filosofía de ayudar, de dar de primero otra oportunidad, como dice su espléndido eslogan, ese espíritu metafórico de lavar las manos y enseñarles a que sean suyas de nuevo, y confíen en su poder de trabajar para salir adelante por sí mismos.

– ¿Destacaría alguna cuestión en particular?

– La verdad es que todo transmite tanta cordura, sentido común, afectividad y compromiso que es difícil destacar algo en particular. El comedor es un perfecto engranaje engrasado de ilusión y cariño, de profesionalidad y esperanza, de trabajo y actitud frente al desaliento, que posibilita que todo funcione con  educación, con tacto y eficiencia. La confección del menú, de las cajas de alimentos para que las familias con hijos las recojan evitando así que los niños tengan que ir allí; la división de los mismos en exigencia de las diferentes religiones que determinan unos  alimentos u otros; el acompañamiento a sus residentes para facilitar trámites administrativos; el menú emocional de ánimos diarios que reparten, la organización de eventos especiales en navidad o con los Reyes Magos, la capacidad para organizar actividades que contribuyan a recaudar fondos con conciertos, subastas de arte, etc.

– ¿Por qué decidiste hacerte socio?

– Labores así necesitan nuestro apoyo. Cualquier ayuda es mucha, no conlleva esfuerzo aportar un granito, ser parte de la cadena de ese engranaje. Nuestro apoyo, en la medida de lo que se pueda, suma y esa suma es vital para que el comedor prosiga su trabajo. No cuesta nada dar un poco de nosotros, en trabajo, económicamente, con disposición a que su solidaridad sea una realidad diaria y favorecer su combate contra las estrecheces. Siempre que he podido, y siempre que me lo pidan y me sea posible, estaré con el Comedor de Santo Domingo. Esa otra oportunidad merece mucho la pena. Formar parte de ella, aunque sea pequeña, es una forma de intentar que el mundo, que la vida, sean mejor de lo que tantas veces dejamos de hacer.

In Sin categoría

“La integración laboral es un elemento clave en la reinserción social”

 La orientadora laboral del Comedor Santo Domingo, Encarni Elena Duarte, nos habla sobre sus funciones y destaca la importancia de la integración laboral para la reinserción en la sociedad.

–  Explícanos cómo es el trabajo en el departamento de Orientación laboral, el objetivo de este programa, etc.
– Tras las derivaciones y reuniones previas de coordinación con las trabajadoras sociales del comedor, el Servicio de Orientación acoge y establece un plan individualizado planteando los objetivos y la intervención más adaptada a cada persona. Se pretende que la persona mejore sus posibilidades de conseguir un empleo, aumenten su actividad en la búsqueda, desarrollen habilidades y vuelvan a tener confianza en ellos mismos, ya que en muchos casos son personas que llevan mucho tiempo retiradas del mercado laboral. Con pequeñas acciones se pueden conseguir grandes logros.

– ¿Cómo se empodera de sus capacidades a una persona que busca empleo?
– La fase de acogida y acompañamiento en todo el proceso les ayuda a no sentirse solos. Acompañarles en cada paso, ofrecerles y facilitarles todos los recursos y apoyo que necesitan hasta que sean cada vez más autónomos. Motivarlos a participar en recursos formativos, en talleres de búsqueda de empleo, a usar Internet en la búsqueda de trabajo, etc. hace que mejore su confianza en sus propias capacidades y acciones.

– ¿Qué tipos de cursos hay disponibles? ¿Cuáles son los más demandados?
– Tras unos años con pocas ofertas formativas, en este último período se han vuelto a convocar los cursos de Formación Profesional para el Empleo para personas desempleadas del Servicio Andaluz de Empleo con una amplia oferta formativa, el Instituto Municipal de Formación y Empleo (IMFE), también ofrece formación para personas desempleadas de modalidad presencial y online e incluso algunos cursos son bonificados. Las Entidades vinculadas a la Orientación y el Empleo a colectivos específicos como personas inmigrantes, o personas en riesgos de exclusión social en general, disponen también de cursos actualmente.

La oferta formativa suele ser variada y encaminada a una formación que pueda tener salida laboralmente. Como los cursos de la rama de geriatría, hostelería, formación relacionada con la construcción, comercio, idiomas… así como los carnés de manipulador de alimentos, de carretilla elevadora y los cursos de prevención de riesgos laborales, muy demandados actualmente.

–  A la hora de elaborar el currículum, ¿qué dificultades encuentran?
– El currículum como herramienta de búsqueda de empleo es una primera presentación de nuestra vida profesional. Muchos de ellos se encuentran que su formación es obsoleta o escasa o llevan mucho tiempo sin trabajar. La gran mayoría no saben expresar en el currículum las funciones que han desempeñado en cada trabajo o  bien adaptarlo al puesto que quieren optar. Tienen igualmente dificultad al usar el ordenador para elaborarlo o no disponen de él.

– ¿Cuándo encuentran empleo? ¿Cómo influye este paso en su proceso?
– La mayoría de las personas que acuden al comedor tienen especial dificultad de acceder al mercado laboral por diversos motivos, pero las personas que asisten al Servicio de Orientación pueden participar en las acciones de búsqueda y mejorar siempre algún aspecto en su proceso. Los empleos que encuentran son un reflejo de la situación del mercado laboral actual, pero aunque sean temporales y de baja remuneración, en muchos casos, mejoran su situación económica y personal, les ayuda a seguir confiando y a ser conscientes de la necesidad de seguir preparándose para volver a entrar en el mundo laboral.

– ¿Cuando encuentran trabajo se realiza un seguimiento o se le presta algún tipo de apoyo?
– Si la persona sigue acudiendo al comedor recibe apoyo y se hace un seguimiento mientras desempeña el trabajo e incluso, si el empleo es de media jornada o de poca duración, seguimos buscando una mejora para poder compatibilizar o ampliar la jornada laboral.

– ¿Hay posibilidades de empleo de calidad para personas en riesgo de exclusión social?
– Si la persona, aunque se considere en riesgo de exclusión, hace una búsqueda activa, conoce y usa adecuadamente las técnicas de búsqueda de empleo, tiene el perfil y los requisitos que demanda el puesto de trabajo, puede acceder a un empleo. Sin embargo, la calidad del mismo depende a veces más de la situación actual del mercado laboral y de las características de los puestos de trabajos. Nuestra labor es que las personas que acuden al Servicio de Orientación mejoren su situación y activen la búsqueda de empleo para que puedan obtener mejores resultados y una mayor integración social.

– ¿Qué tipo de programas apoyan la reinserción laboral?
– Programas de formación y empleo que estén dirigidos a las necesidades de la sociedad actual, reciclaje profesional, conocimiento del mercado laboral, prácticas profesionales,… Programas, en definitiva, que mejoren las oportunidades reales de empleo. Así como los incentivos a las contrataciones a colectivos en riesgo de exclusión social.

– Como profesional, ¿qué tipo de recursos echas en falta?
– Aunque actualmente se han ampliado los recursos para acceder al mercado laboral, no son suficientes o no están adaptados a las necesidades reales de estos colectivos. La oferta formativa requiere en su mayoría, de unos requisitos de acceso que difícilmente pueden acceder estas personas así como la escasa formación, prácticas profesionales, becas de desplazamientos o reciclaje para personas desempleadas mayores de 45 años.

– Cómo te sientes trabajando en una entidad como el Comedor Santo Domingo.
– Es una gran satisfacción profesional y personal poder participar e integrarme en el equipo de trabajo del Comedor de Santo Domingo. Cada día es un aprendizaje, cada persona es un nuevo reto, atender a un colectivo tan variado con necesidades tan diferentes y similares a la vez me hacen sentir parte de su proceso de cambio. Vivir esta experiencia es una gran oportunidad para seguir desarrollándome profesionalmente y valorar los logros de esta profesión con cada una de las personas que atiendo cada día.

 

 

 

 

 

 

 

 

In Sin categoría

Celebramos el 92 cumpleaños de Maruja y su trayectoria como voluntaria en el comedor

Como decía Eduardo Galeano, “estamos hechos de historias” y éstas no tienen que ser de película para ser realmente sorprendentes y carismáticas. Hoy queremos compartir la de María García Yeto , conocida por todos y todas como Maruja, que ha celebrado su 92 cumpleaños con sus compañeras y compañeros de voluntariado en la cocina del Comedor Santo Domingo, donde asiste cada lunes como voluntaria desde hace 22 años.

Se trata de una mujer soltera que en sus tiempos trabajaba como modista, una mujer solidaria que aporta sus conocimientos de toda la vida en la cocina y colabora con las responsables de los fogones preparando el almuerzo. Maruja es una mujer muy admirada y querida entre sus compañeros y compañeras, que no han perdido la ocasión de homenajear a la protagonista del día.

Para el comedor, la entrega y el cariño de Maruja a lo largo de toda una vida no solo son valiosos por el trabajo, también es un ejemplo de constancia que ejerce un efecto contagioso en los demás voluntarios y voluntarias. “Nos sentimos muy agradecidos”, señala la directora del comedor, Mª Ángeles Martín.

El voluntariado ensancha el alma y con motivo de la celebración del cumpleaños de Maruja queremos agradecer la labor anónima de las cientos de personas que han pasado por nuestras instalaciones cada día y que han hecho con su trabajo desinteresado que este mundo sea un poco mejor.

In Sin categoría

El Comedor recibe alrededor de mil personas al año derivadas de Puerta Única

El pasado año, el Comedor Santo Domingo atendió a un total de 944 personas derivadas del Centro de Atención a Personas Sin Hogar (CAPSH), Puerta Única, centro municipal encargado de coordinar la atención a personas sin hogar existentes en la ciudad de Málaga.

De este modo, trabajamos de forma conjunta y coordinada para atender a personas en grave situación de desarraigo y exclusión social, puesto que la coordinación es indispensable para trabajar con este colectivo.

Para ello, la Agrupación de Desarrollo Puerta Única dispone de una plataforma informática donde se recogen los datos de los acogidos y sus historias personales, con el fin de tener una buena coordinación con todas las instituciones que forman parte de esta red y trabajar en consonancia según las necesidades y la historia de cada individuo.

Todas las personas reciben la atención de las trabajadoras sociales y tras la valoración de estas profesionales se les incluye en los distintos recursos con que cuenta el comedor. A partir de este momento, dependiendo de las necesidades detectadas, se marcan objetivos en los que el protagonismo del atendido es fundamental para iniciar un itinerario acompañados de profesionales hacia una situación más favorable.

In Sin categoría

El programa de alimentación, el motor para avanzar hacia un futuro mejor

A lo largo de todo el año, el comedor Santo Domingo ofrece alrededor de 160.000 servicios entre desayunos, almuerzos y bolsas para las cenas para adultos, niños y niñas. La alimentación es un derecho fundamental y un principio básico que el comedor cubre para que las personas que lo necesiten puedan avanzar y salir de la situación en la que se encuentran.

El programa de alimentación del comedor es posible gracias al trabajo diario de un equipo profesional y bien organizado, que recibe el apoyo de voluntarios y voluntarias, formado por cuatro personas que se encargan de las compras, el almacenamiento y la organización de los alimentos, la limpieza, su conservación, elaboración y reparto, para que todo se encuentre en perfecto estado. En definitiva, se trata de crear hogar.

De este modo, el menú es cuidadosamente preparado por el personal ofreciendo una comida sana, equilibrada y de calidad, en coordinación con dirección. Estas tareas se realizan de lunes a sábado desde las 8:15 de la mañana hasta las 15:15, horas en las que se atienden a más de 200 personas en los diferentes programas: alimentación, orientación laboral, trabajo social y apoyo psicológico.

La labor del comedor se nutre de las aportaciones mensuales de socios y socias, donativos y ayudas públicas. Por lo tanto, se buscan colaboradores para poder continuar trabajando en pro de la justicia social. Si deseas colaborar, puedes hacerlo como socio o socia con una aportación mensual desde 10€ en adelante. Puedes rellenar el siguiente formulario o escribir a esta dirección: comedor@comedorsantodomingo.org.

In Blog, Sin categoría

“Hay que ir recorriendo el camino día a día. Es duro, pero se puede”

La razón de ser del Comedor Santo Domingo son las personas, hacerlas sentir como en casa y acompañarlas durante su proceso hacia la paz y el bienestar consigo mismos y su entorno. Para ello, por supuesto, ofrecemos un menú diario a las personas que lo necesitan y a sus familias pues la alimentación es un derecho fundamental; pero lo más importante es que ponemos a su disposición a un equipo de profesionales que les dan la mano durante todo el proceso tanto para encontrar empleo, superar una adicción, buscar ayudas…

Manuel asistió al comedor en los años 80 a pedir ayuda pues tenía dificultades con el empleo, por aquel entonces aún había ducha y servicio para guardar la ropa en el Comedor Santo Domingo, esto cambió posteriormente.

La vida de Manuel atravesó tiempos muy duros pues tenía problemas de adicción que provocaron una ruptura familiar y una depresión que se alargó durante años. Cuando su madre falleció, su problema se acrecentó y tocando fondo con problemas de drogas y alcohol decidió pedir ayuda: “Saque fuerzas y me empecé a mentalizar de que tenía que salir de esta situación, fui a Puerta Única para pedir asistencia en el Comedor Santo Domingo para poder hablar con las trabajadoras sociales”, recuerda.

Tal y como explica la psicóloga del centro, Gloria Ordoñez, solicitar ayuda es un primer paso: “La primera persona que debe darse una oportunidad es uno mismo, es muy importante pedir ayuda cuando sentimos que solos no podemos”.

De este modo, Manuel inició un proceso en el que acudía periódicamente a la psicóloga, comenzó a hacer actividades e incluso realizó un curso de montaje de bicicletas. “Me quedé sorprendido cuando vi que podía montar una bicicleta, fue un empuje muy fuerte para mi autoestima, también las clases con la profesora y la lectura de libros me ayudaron mucho, pues fui reactivando mi memoria. Cada día cumplía con mis obligaciones: limpiar mi habitación, ropa, aseo personal, actividades”, relata Manuel.

La intervención del equipo del comedor se realiza siempre de forma coordinada entre la dirección, las trabajadoras sociales, la orientadora laboral y la psicóloga del centro. “Siempre después de hablar con ellas me sentía mucho mejor. Cualquier problema o duda que tenía al hablarlo se le buscaba la solución de la mejor manera posible”, explica Manuel.

Y es que sentirse acompañados en los momentos más duros es una clave fundamental en el proceso, tal y como explica una de las trabajadoras sociales del comedor, Pilar López: “Trabajamos con la persona a través de la motivación, el acompañamiento y apoyo. Les hacemos partícipes en la búsqueda de una posible solución”.

Hoy en día, Manuel continúa con su vida y sus actividades, se ha rehabilitado y la relación con su familia está en proceso de recuperación. Él mismo lo explica: “De todas las situaciones complicadas siempre se aprende algo y hay que buscar el lado positivo. Hay que tener mucha constancia y perseverancia, cada día subir un peldaño más. La vida por sí misma estando lejos de los vicios ya es bastante complicada, no vale la pena complicarla más. Hay que ir recorriendo el camino día a día. Es duro, pero se puede”.

 

In Sin categoría

La clausura de la muestra Arte Solidario tendrá lugar el próximo lunes en Itaca Torremolinos

El próximo lunes 24 de julio a las 20.30 horas tendrá lugar la clausura de la muestra benéfica ‘Arte Solidario’ de fotografía, pintura y escultura que se desarrolla en la Librería-Tetería Ítaca Torremolinos en apoyo a la labor que desarrolla el Comedor Santo Domingo en la ciudad de Málaga y en la que han participado más de 20 artistas malagueños.

Hasta entonces, las personas interesadas podrán visitar y adquirir las obras que están aún disponibles y cuyos beneficios irán destinados íntegramente a la labor del comedor social.

A lo largo de estas semanas, las personas que han visitado la muestra o la página de facebook Málaga Solidaria, han adquirido casi la mitad de las obras de arte disponibles, que fueron donadas por reconocidos artistas malagueños para este fin.

Para celebrar el cierre de esta exposición solidaria, habrá un recital de poesía y contaremos con la actuación de la Coral de Torremolinos. Además, se podrán adquirir las obras que aún estén disponibles y colaborar de este modo por un mundo un poco más justo.

Gracias a todos y a todas por participar. ¡Os esperamos!

In Sin categoría

El escritor Guillermo Busutil realiza un emotivo discurso en la inauguración de ‘Arte Solidario’

El pasado 4 de julio durante la inauguración de la exposición ‘Arte solidario’, el comedor Santo Domingo contó con la participación del escritor Guillermo Busutil, que dio una cariñosa bienvenida a los asistentes. Os dejamos las líneas de su discurso para que podáis disfrutar de sus palabras:

“Buenas noches a esta celebración del afecto y de la conciencia, porque de eso se trata este acto solidario en favor de esos pájaros heridos que perdieron el rumbo y sus credenciales, y a los que tantas veces confundimos con piedras en la cuneta, con rastrojos secos de una sociedad donde el fracaso o un tiempo torcido no sólo no se perdonan sino que se excluyen y se esconden para que no afeen el consumo de la felicidad como producto. Un empeño que sólo consigue su propósito cuando las políticas sociales son insuficientes o se ajustan a unos intereses que nada tienen que ver con la auténtica solución del problema, y también cuando nosotros, la gente, el reflejo de ellos en nuestros ojos, preferimos catalogarlos como siluetas borrosas de frágil aire de gris desangelado o igual que sombras a la deriva que amenazan el paisaje donde sentirnos tranquilos y a salvo. Un error que los daña porque son personas humanas que sufren al invisibilidad de nuestro rechazo y la indiferencia con la que nos desentendemos de la posibilidad de entender su demencia del dolor y el dolor que produce por sorpresa un golpe bajo de la economía, un revés de la vida con la que el destino juega a bailar las cartas y sus promesas. La evidencia de que nosotros, cualquiera, puede convertirse en un superviviente sin alas o en un fantasma en el alambre, apilado y en desorden junto a otros seres en los callejones de atrás de los días y del insomnio y ebriedad de las noches.

Afortunadamente existen iniciativas como las del Comedor de Santo Domingo y sus ángeles tutelares, que se encargan de recoger, como dije otra vez por escrito, a los náufragos de la sociedad, darles de primero otra oportunidad y de enseñarles a reencontrarse y  a salvarse a sí mismos, empezando por el afecto de que se sientan escuchados y abrigados.

Una labor silenciosa y esforzada, cotidiana y eficaz pero que exige nuestra colaboración voluntaria como en esta ocasión han demostrado numerosos artistas plásticos como Paco Aguilar, Rafael Alvarado, Sebastián Navas, José Luis Puche, Chema Lumbreras y Laura Fernández entre otros nombres como José Miguel Alba, Manuel Viola, Mercedes León, el chelista Curro Pastor y el poeta Pepe Infante que nos acompañan en este encuentro como ejemplo del valor de la cultura y de su conciencia activa en el combate contra cualquier exclusión social. Sus obras no sólo expresan su mirada creativa, su indagación en el mundo que nos rodea y certifican un discurso estético, y muchas veces moral. Sus obras son también una sensibilidad ante el trabajo del Comedor de Santo Domingo y el propósito que a todos nos une. Adquirirlas no es sólo el auto regalo de un disfrute, también es un compromiso y un gesto desinteresado de humanidad.

Cualquier ayuda es poco. Todas son bienvenidas. Sobre todo si el horizonte de la empresa es devolver a las personas la dignidad, la autoestima y la salud perdidas para que puedan ser usted, él, yo, nosotros entre nosotros.

Gracias.

G.B.”

In Sin categoría

“Me da mucha satisfacción trabajar en un lugar donde se hace posible que personas que atraviesan momentos complicados puedan comer y cubrir otras necesidades”

Nos adentramos en los fogones del Comedor Santo Domingo para conocer a quién los enciende cada día, Maria Luisa Jiménez Bandera es la cocinera al frente, a quien la acompaña un equipo formado por profesionales, voluntarios y voluntarias que hacen posible que más de un centenar de comensales reciban una alimentación saludable diariamente.

– ¿Desde cuándo trabajas en el Comedor Santo Domingo?
– Comencé a trabajar en esta casa hace ahora unos 9 años, un 14 de febrero, recuerdo bien la fecha exacta porque fue el día de los enamorados, y no se me olvida.

– ¿Nos puedes explicar cómo es el día a día al frente de la cocina?
– El trabajo comienza a las 8:15 y en la cocina no se para en toda la mañana para tenerlo todo a punto para el desayuno, el almuerzo, las cenas para los niños, las bolsas para los adultos, plantear el día siguiente…

– ¿Cómo se elige el menú diario?
– El menú lo elaboramos de forma conjunta entre Mª Angeles, la directora del centro, y la cocina. Según la temporada vamos cambiando el menú, en invierno hacemos más platos de cuchara y con la llegada del buen tiempo preparamos más ensaladas y platos fríos.

– ¿Para cuántas personas se cocina cada día?
– El número de personas depende de la fecha y del mes, actualmente cocinamos para una media de 150 comensales, pero hay temporadas en las que hemos llegado a cocinar menús para más de 200 personas al día.

-¿Cuál es la mayor satisfacción que supone para ti realizar este trabajo en la cocina?
– En primer lugar, me siento afortunada por poder contar con un empleo y, además, me da mucha satisfacción trabajar en un lugar donde hay personas profesionales, voluntarios, donantes y colaboradores que hacen posible que otras personas puedan comer y cubrir otras necesidades.


-Hablas del papel del voluntariado en el Comedor, ¿cómo de importante es esta labor para la actividad de cada día?
– Por el comedor pasan muchos voluntarios y voluntarias que nos ayudan a sacar el trabajo adelante con su apoyo y dedicación. Sin ellos, no sería posible, así de importante es.

-¿Cómo es el trabajo de coordinar una cocina de estas características, en las que trabajan muchas personas y se ofrecen tantos platos?
– Los comienzos fueron un poco más complicados para mí, porque no estaba acostumbrada a coordinar un equipo formado por tantas personas, ni había tenido a voluntarios o voluntarias a mi cargo antes; pero ahora mismo estoy muy contenta. Las personas que vienen a colaborar son solidarias, hay buen ambiente.

-¿Cómo animarías a otras personas a colaborar con el comedor?
– Les diría que vinieran a conocer el comedor y la labor que aquí se desempeña, para que supieran cómo es el trabajo aquí y cómo nos coordinamos. Son muchos los ciudadanos que no saben cómo funciona este comedor social y se quedan asombrados cuando atraviesan sus puertas. Los voluntarios y las voluntarias que colaboran habitualmente con nosotros, regresan a sus casas sintiéndose útiles y realizados, sabiendo que hacen un bien.