Forgot Password

In comedor Santo Domingo

“El protagonista en el Comedor es la persona que cruza la puerta, es para ella para la que trabajamos”

Juan García González trabaja como administrativo en el Comedor Santo Domingo desde  el año 2009, entró para cubrir un mes de vacaciones y finalmente pasó a formar parte de la familia. Hoy nos cuenta su experiencia y nos explica cómo funciona el comedor desde dentro.

– ¿Qué labor desempeñas en el comedor?

– Mi trabajo es de administrativo, papeles, impresos, certificados, atender al teléfono… pero si hay que echar una mano en otras cosas siempre hay que estar disponible. Las tareas del Comedor son de todos.

– Desde que comenzaste a trabajar, ¿qué evolución has visto o cuáles han sido los principales cambios?

– Cuando yo entré a formar parte del Comedor se proporcionaban casi la mitad de servicios de los que ahora mismo se sirven, atendíamos a un número mucho menor de familias. En este tiempo el perfil de las personas que atendemos ha variado de una población más voluble a familias muy golpeadas por la crisis, sin redes familiares que las apoyen y ayuden. También ha aumentado el número de personas que sufren algún tipo de enfermedad mental y para los que no existen recursos adecuados.

– ¿Cuáles señalarías como las principales necesidades del comedor?

– Una labor como la que llevamos a cabo en el Comedor tiene una necesidad innegable de recursos económicos. Nuestro sostén principal son los socios colaboradores, necesitaríamos aumentar el número. Recibimos la aportación de las Administraciones Públicas (Ayuntamiento y Junta de Andalucía) y donativos particulares. También se necesitan muchas personas voluntarias para sacar cada día el trabajo adelante.

– ¿A qué retos consideras que se enfrenta el comedor en estos momentos?

– El principal reto al que se enfrenta cada día el Comedor es a poder abrir la puerta y ofrecer “De primero… Otra oportunidad” con todo lo que eso implica. No sólo por el tema económico. Para poder desempeñar nuestro trabajo de la forma que lo entendemos, necesitamos de ese “ejército” de voluntarios que nos acompañan y nos alientan cada día.

– ¿Cómo pedirías a la población que se implicara más? ¿Y las administraciones públicas?

– Tenemos que cambiar el prisma desde el que miramos a las personas en exclusión social. Si conseguimos ver a la persona, sus circunstancias, sus condicionantes, su historia personal… entonces vamos a entender que esa persona tiene el potencial para tomar las riendas de su vida. Si nos quedamos en la beneficencia, en el yo te soluciono la papeleta porque tú no sabes, no puedes o no eres capaz; esa persona no se va a levantar porque la estamos cronificando, la estamos haciendo dependiente. Pero si las apoyamos, las acompañamos para recuperar su dignidad, para volver a creer en sus capacidades; estas personas se volverán a poner en pie y volverán a ser dueñas de sus vidas.

Si como población entendemos esto, la implicación de las Administraciones en este sentido vendrá como consecuencia.

– ¿Cuál es la filosofía de trabajo de comedor? ¿Cómo es el equipo de trabajo?

– La filosofía del Comedor es que el protagonista es la persona que cruza la puerta, es para ella para la que trabajamos. Somos un equipo multidisciplinar (trabajadoras sociales, cocinera, ayudantes de cocina y comedor, psicóloga, administrativo, orientadora laboral…), porque si no es así no podemos acompañar a la persona como lo entendemos en el Comedor. Una de los aspectos fundamentales de nuestra forma de trabajar es que lo hacemos de forma coordinada.

– ¿Cómo es para ti trabajar en este proyecto social?

– Para mí ha sido un regalo. Te cambia la vida porque te cambia la forma en la que miras a las personas, cambias la posición del foco. Cambia la forma de ver el mundo, a las personas y a la sociedad. Es una experiencia increíble poder ser partícipe de un proyecto donde lo importante no son los resultados expresados en números sino que el centro del trabajo son las personas y sus vidas, donde el objetivo es poder ofrecer cada día “De primero… otra oportunidad”.

 

In Blog

Las clases de español para extranjeros facilitan la integración social y laboral

Tras las vacaciones de Navidad, todo vuelve a la normalidad y las clases se reanudan también en el Comedor Santo Domingo, que además de otros talleres y cursos para fomentar el empleo, ofrece clases de español para extranjeros.

Salir de la exclusión social es difícil y aún es más complicado cuando se desconoce el idioma pues la incorporación al mundo laboral se hace más ardua para las personas que no hablan o escriben en español.

Las clases de español para extranjeros permiten a las personas que no conocen el idioma facilitarles su integración social y la búsqueda de empleo. Estas clases se imparten los lunes y miércoles durante todo el año, gracias a la incorporación de nuevos voluntarios que hacen posible el mantenimiento de esta actividad. El voluntariado es indispensable para realizar esta labor pues son voluntarios/as los encargados de impartir estas clases durante todo el año.

La metodología de estas clases es distendida y los alumnos se dividen en distintos niveles. En 2017, se beneficiaron un total de 33 alumnos de 14 países.

Gracias a los cursos de español, personas inmigrantes en situación de exclusión social y laboral ven la posibilidad de alcanzar nuevas oportunidades.

In Blog

El acompañamiento es muy importante para poder encontrar posibles soluciones

El objetivo que el Comedor Santo Domingo desea alcanzar es atender a todas las personas que por distintas razones necesitan ayuda, en muchos casos por carencias económicas, también por problemas de salud, etc. Con todos iniciamos un proceso de acompañamiento, motivación y apoyo para que encuentren una salida a la situación que están viviendo.

Según explica la psicóloga del centro, Gloria Ordoñez Pozo, los procesos de recuperación, al ser la población tan heterogénea, son diferentes; pero, por ejemplo, con una persona con problemas de adicción se trabaja para que se dé cuenta de que algunos de sus problemas son consecuencia de ese consumo y que puede cambiar si  lo resuelve. “Es impresionante cuando una persona busca ayuda, hace un tratamiento y es capaz de reconducir su vida”, añade.

Por su parte, el programa de Orientación Laboral es crucial en la búsqueda de nuevas oportunidades. En esta área, se trabaja en la motivación y orientación a las personas en la búsqueda de empleo.

“La fase de acogida y acompañamiento en todo el proceso les ayuda a no sentirse solos. Acompañarles en cada paso, ofrecerles y facilitarles todos los recursos y apoyo que necesitan hasta que sean cada vez más autónomos. Motivarlos a participar en recursos formativos, en talleres de búsqueda de empleo, a usar Internet en la búsqueda de trabajo, etc. hace que mejore su confianza en sus propias capacidades y acciones”, nos cuenta la orientadora laboral del centro, Encarni Elena Duarte.

In Blog

La Navidad llega también al Comedor Santo Domingo, donde celebramos estas fechas con ilusión

La Navidad llega también al Comedor Santo Domingo, donde cada día se trabaja con ilusión con las personas que solicitan ayuda a través de la motivación, el acompañamiento y apoyo haciéndola partícipe en la búsqueda de una posible solución.

En estas fechas son muchos los colegios, las asociaciones y particulares que hacen donativos de comida y artículos de higiene al comedor. Además, recibimos visitas escolares a las que explicamos el desarrollo y funcionamiento de la actividad del comedor, que también dejan alimentos como donativo.

El día 24 de diciembre, este año cae en domingo, esto no impedirá que estemos todo el día trabajando para ofrecer a los asistentes lo mejor que tenemos, aderezado con mucho cariño y acogida para todos los que acudan al centro. Prepararemos la cena de Nochebuena como cada año con un menú muy especial, con alimentos que a todos nos gustan, sobre todo en estas fechas.

Además de la cena, en los días previos entregamos a las familias una caja, dependiendo del número de sus miembros, con todo lo necesario para que tengan una Navidad lo mejor posible.

También en el Día de los Reyes Magos se desayuna Roscón de Reyes y a cada persona se le da una bolsa de regalo con artículos necesarios como calcetines o medias, maquinillas y espuma de afeitar, cepillos y pasta de dientes, bolígrafos, libretas, desodorantes… y un rey mago de chocolate. Y, para los niños, se preparan bolsas con chucherías y regalos sorpresa.

Si deseas colaborar con nuestra labor, puedes hacerte socio/a de nuestro programa, realizar un donativo puntual, traer alimentos a nuestras instalaciones, organizar una actividad solidaria, realizar voluntariado…

In comedor Santo Domingo

“Trabajamos con la persona a través de la motivación, acompañamiento y apoyo y la hacemos partícipe en la búsqueda de una posible solución”

Hablamos con Pilar López, una de las trabajadoras sociales que ejercen su labor en el Comedor Santo Domingo y que hoy nos explica en qué consiste su trabajo.

– ¿Cómo es el protocolo cuando una persona solicita ayuda en el comedor?

– Las personas pueden llegar al comedor a través de dos vías: por cuenta ajena, o derivadas de otras instituciones. Una vez que llegan al comedor se les da una cita con las trabajadoras sociales y éstas valoran sus necesidades.

– ¿Cuáles son los casos más frecuentes que os encontráis?

– Familias sin recursos económicos, enfermos mentales que viven en la calle, personas con algún tipo de adicción, familias que no tienen trabajo y con una edad avanzada para acceder al mundo laboral; pero sobretodo personas que sienten que no son capaces de llevar las riendas de su vida. Se sienten excluidos.

– ¿En qué consiste el trabajo de reinserción que se realiza en este área del comedor?

– Trabajamos con la persona a través de la motivación, acompañamiento y apoyo y la hacemos partícipe en la búsqueda de una posible solución. 

– Algunas de las personas necesitan de ayuda psicológica, ¿cómo detectáis estas necesidades?

– Hay personas que lo demandan directamente, pero a otras las ayudamos a que descubran sus conflictos personales, de ahí la necesidad de apoyo y ayuda psicológica.

– ¿Cómo es trabajar con personas que en la mayoría de los casos han perdido tanto?

– De aprendizaje constante, gratificante y al mismo tiempo muy complejo de abordar. 

– ¿Cuál es la mayor satisfacción de realizar este trabajo?

– Que la persona sienta que es capaz de salir de su situación. A todos los acogidos se les da otra oportunidad.

– ¿Se encuentra apoyo en las instituciones y la sociedad malagueña?

– Son muchas las instituciones que trabajamos con personas sin hogar y gracias a la coordinación constante podemos llevar a cabo una intervención lo más adecuada posible. También encontramos apoyo en la sociedad, en muchas ocasiones hay personas que acuden al comedor de forma desinteresada para colaborar de alguna manera.

– ¿Cómo animarías a las personas a colaborar con el trabajo que se realiza en el comedor social?

– Les diría que el comedor necesita de personas que apoyen y participen en este proyecto para que el acogido pueda recibir una nueva oportunidad.