Forgot Password

In Blog

“El comedor Santo Domingo presta ayuda a más de 2000 personas a lo largo del ejercicio de 2017”

 

El Comedor Santo Domingo ha prestado servicio a un total de 2.327 personas, las cuales se han acercado a sus instalaciones de forma directa o a través de Puerta Única, dato que se recoge en la memoria del ejercicio de 2017 de la asociación. Siguiendo la tendencia de los últimos años, la mayoría de las personas atendidas por esta entidad han sido de nacionalidad española, personas en situación de necesidad que, por distintos motivos, necesitan de algo tan indispensable como la comida.

El programa de alimentación ha sido nuevamente el más demandado con un total de 154.047 servicios entre desayunos, almuerzos, cenas para los niños y bolsas para la noche.  Las familias continúan ocupando una parte importante de esta cifra pues han sido 253 las unidades familiares atendidas, en las que había 583 niños. Las familias españolas han sido 134, el 53% del total, un porcentaje que ha crecido respecto 2016.

Por su parte, el tanto por ciento de familias monoparentales ha sido de 69, el 27 por ciento de total, estos núcleos necesitan ayuda, ya que en la mayoría de los casos la persona que tiene a su cargo los menores está trabajando,  pero el salario no es suficiente como para sustentar a su familia y necesitan el apoyo del comedor. Muchas de estas familias han agotado las ayudas a las que tenían derecho y se encuentran en una situación de carencia total.

En los datos recogidos en la memoria, cabe señalar que el número de españoles atendidos sigue en aumento y en 2017 supuso el 61%, principalmente hombres y cada vez más jóvenes. Una gran mayoría ha perdido el trabajo y tiene muchas dificultades para volver a encontrar otro empleo, entre los nacionales, también hay muchas personas que tienen problemas mentales.

La directora del comedor, Mª Ángeles Martín, señala que este último año ha sido un año de duro trabajo en todos los sentidos. “Cada vez son más las personas que desean que se les ayude en los distintos procesos, siempre buscando una mejora de su situación. En 2017, se ha consolidado el programa de Orientación Laboral y son muchos los que se han beneficiado del trabajo que realiza la profesional que lleva este programa”, indica.

En 2017, el comedor habilitó un formulario online en su web para tratar de llegar a un mayor número de personas y conseguir más socios/as, pues precisa de más apoyos para dar continuidad a la labor que desarrolla en calle Pulidero diariamente. “Los socios son fundamentales para nosotros ya que necesitamos su aportación y apoyo, contamos con ellos para poder abrir el comedor cada día”, explica la directora del centro.

In Sin categoría

“Nuestro apoyo, en la medida de lo que se pueda, suma y esa suma es vital para que el comedor prosiga su trabajo”

Nuestros socios son, todos, personas muy especiales. Entre ellos, tenemos la gran suerte de contar con Guillermo Busutil, periodista y escritor, especialmente querido y admirado por todos, no hablamos del comedor, hablamos de nuestra ciudad. Posee entre sus muchos premios, por citar algunos el Premio Ateneo de Málaga y el Premio Andalucía de la Crítica 2012. Hoy hablamos con él y compartimos con vosotros sus palabras.

– ¿Cómo conociste el Comedor de Santo Domingo?

– Había oído hablar de la labor que llevaba a cabo, y uno de sus miembros, Manuel, hermano de la directora, me invitó a qué me acercase un día. Pensé que, además de conocer de manera directa su trabajo como persona y como periodista, podría echarles una mano escribiendo acerca de la labor que desarrollaban.

– ¿Qué te pareció su labor?

– Encomiable. Un acto de solidaridad, pero también de humanidad afectiva y contagiosa. Desde el corazón y empuje que ponen en todo, María Ángeles su directora, los profesionales de diferentes disciplinas, hasta el último de los voluntarios. Me gustó su filosofía de ayudar, de dar de primero otra oportunidad, como dice su espléndido eslogan, ese espíritu metafórico de lavar las manos y enseñarles a que sean suyas de nuevo, y confíen en su poder de trabajar para salir adelante por sí mismos.

– ¿Destacaría alguna cuestión en particular?

– La verdad es que todo transmite tanta cordura, sentido común, afectividad y compromiso que es difícil destacar algo en particular. El comedor es un perfecto engranaje engrasado de ilusión y cariño, de profesionalidad y esperanza, de trabajo y actitud frente al desaliento, que posibilita que todo funcione con  educación, con tacto y eficiencia. La confección del menú, de las cajas de alimentos para que las familias con hijos las recojan evitando así que los niños tengan que ir allí; la división de los mismos en exigencia de las diferentes religiones que determinan unos  alimentos u otros; el acompañamiento a sus residentes para facilitar trámites administrativos; el menú emocional de ánimos diarios que reparten, la organización de eventos especiales en navidad o con los Reyes Magos, la capacidad para organizar actividades que contribuyan a recaudar fondos con conciertos, subastas de arte, etc.

– ¿Por qué decidiste hacerte socio?

– Labores así necesitan nuestro apoyo. Cualquier ayuda es mucha, no conlleva esfuerzo aportar un granito, ser parte de la cadena de ese engranaje. Nuestro apoyo, en la medida de lo que se pueda, suma y esa suma es vital para que el comedor prosiga su trabajo. No cuesta nada dar un poco de nosotros, en trabajo, económicamente, con disposición a que su solidaridad sea una realidad diaria y favorecer su combate contra las estrecheces. Siempre que he podido, y siempre que me lo pidan y me sea posible, estaré con el Comedor de Santo Domingo. Esa otra oportunidad merece mucho la pena. Formar parte de ella, aunque sea pequeña, es una forma de intentar que el mundo, que la vida, sean mejor de lo que tantas veces dejamos de hacer.

In comedor Santo Domingo

Una multitudinaria y divertida Experiencia Deportiva Solidaria recauda alimentos para el comedor

El grupo de Voluntarios de “la Caixa” y VivaGym ha organizado esta mañana una Experiencia Deportiva Solidaria bajo el lema “Deja alimentos, deja huella”, en la explanada de El Corte Inglés, para recaudar alimentos no perecederos para el comedor, que ha contado con una magnífica acogida y participación ciudadana.

La jornada solidaria ha transcurrido de una forma distendida y ha contado con la participación de numerosos asistentes que se han unido a las clases gratuitas de Body Combat, Ciclyng, Zumba y Body Attack que han ofrecido los monitores de VivaGym o se han acercado a dejar algunos alimentos.

La directora del Comedor Santo Domingo, Ángeles Martín, también ha estado presente para recibir los donativos y dar las gracias a voluntarios y voluntarias de “la Caixa” y representantes de VivaGym por organizar esta actividad, que fomenta la solidaridad ciudadana, con tanta pasión y entusiasmo.

¡Gracias a todos por vuestra generosidad, todas las donaciones que hemos recibido y ejercitar los corazones por una buena causa!

In comedor Santo Domingo

“Siempre que damos, recibimos mucho más a cambio”

La figura del voluntario/a es muy importante en la sociedad, es bueno para los demás, pero también para uno mismo. En la Facultad de Educación y el Departamento de Psicología la Universidad de British Columbia, en Canadá, se ha mostrado, tras una investigación, que el voluntariado es bueno para el corazón de los que lo realizan. En el Comedor Santo Domingo, personas con un gran corazón, como Andrés Mérida, hacen posible que el trabajo salga adelante con alegría y ayudan a muchas personas que atraviesan una situación complicada.

Hoy, Andrés Mérida, nos responde brevemente a algunas preguntas sobre su experiencia personal:

– Colaboras con el comedor desde hace años, ¿cómo decidiste sumarte a su actividad como voluntario?
– Comencé a colaborar cuando me jubilé, hace 14 años. En ese momento decidí servir a los demás en mi nuevo trabajo.

– ¿Qué destacarías de la evolución del Comedor Santo Domingo a lo largo de todo este tiempo?
– Han sabido descubrir las necesidades de los demás y atenderlos debidamente.

– ¿Y en ti?
– También para mí se ha dado ese aprendizaje.

– ¿Qué tareas desempeñas en el comedor?
– Mi labor la realizo los jueves y me dedico, junto con otros compañeros, a preparar las cenas.

– ¿Cómo es el trato con el personal y las personas a las que atendéis cada día?
– El trato es muy afable.

– En una sociedad en la que el estrés está a la orden del día, ¿cómo es regalar tiempo a los demás?
– Es una bendición de Dios.

– Como voluntario, ¿qué mensaje enviarías a la sociedad para concienciar de que cada aportación es valiosa?
– Que siempre que damos recibimos mucho más que lo que damos.

– ¿Y para que se sumen al Comedor Santo Domingo?
– Les diría que cuando se da, se recibe el ciento por uno y eso es una realidad.

In Sin categoría

“Me da mucha satisfacción trabajar en un lugar donde se hace posible que personas que atraviesan momentos complicados puedan comer y cubrir otras necesidades”

Nos adentramos en los fogones del Comedor Santo Domingo para conocer a quién los enciende cada día, Maria Luisa Jiménez Bandera es la cocinera al frente, a quien la acompaña un equipo formado por profesionales, voluntarios y voluntarias que hacen posible que más de un centenar de comensales reciban una alimentación saludable diariamente.

– ¿Desde cuándo trabajas en el Comedor Santo Domingo?
– Comencé a trabajar en esta casa hace ahora unos 9 años, un 14 de febrero, recuerdo bien la fecha exacta porque fue el día de los enamorados, y no se me olvida.

– ¿Nos puedes explicar cómo es el día a día al frente de la cocina?
– El trabajo comienza a las 8:15 y en la cocina no se para en toda la mañana para tenerlo todo a punto para el desayuno, el almuerzo, las cenas para los niños, las bolsas para los adultos, plantear el día siguiente…

– ¿Cómo se elige el menú diario?
– El menú lo elaboramos de forma conjunta entre Mª Angeles, la directora del centro, y la cocina. Según la temporada vamos cambiando el menú, en invierno hacemos más platos de cuchara y con la llegada del buen tiempo preparamos más ensaladas y platos fríos.

– ¿Para cuántas personas se cocina cada día?
– El número de personas depende de la fecha y del mes, actualmente cocinamos para una media de 150 comensales, pero hay temporadas en las que hemos llegado a cocinar menús para más de 200 personas al día.

-¿Cuál es la mayor satisfacción que supone para ti realizar este trabajo en la cocina?
– En primer lugar, me siento afortunada por poder contar con un empleo y, además, me da mucha satisfacción trabajar en un lugar donde hay personas profesionales, voluntarios, donantes y colaboradores que hacen posible que otras personas puedan comer y cubrir otras necesidades.


-Hablas del papel del voluntariado en el Comedor, ¿cómo de importante es esta labor para la actividad de cada día?
– Por el comedor pasan muchos voluntarios y voluntarias que nos ayudan a sacar el trabajo adelante con su apoyo y dedicación. Sin ellos, no sería posible, así de importante es.

-¿Cómo es el trabajo de coordinar una cocina de estas características, en las que trabajan muchas personas y se ofrecen tantos platos?
– Los comienzos fueron un poco más complicados para mí, porque no estaba acostumbrada a coordinar un equipo formado por tantas personas, ni había tenido a voluntarios o voluntarias a mi cargo antes; pero ahora mismo estoy muy contenta. Las personas que vienen a colaborar son solidarias, hay buen ambiente.

-¿Cómo animarías a otras personas a colaborar con el comedor?
– Les diría que vinieran a conocer el comedor y la labor que aquí se desempeña, para que supieran cómo es el trabajo aquí y cómo nos coordinamos. Son muchos los ciudadanos que no saben cómo funciona este comedor social y se quedan asombrados cuando atraviesan sus puertas. Los voluntarios y las voluntarias que colaboran habitualmente con nosotros, regresan a sus casas sintiéndose útiles y realizados, sabiendo que hacen un bien.